La Vida, los Planetas y Nosotros

Eclipse Anular de Sol

Solsticio de Junio, Luna Nueva y Eclipse en Cáncer.

Crisis, Final de era. Incertidumbre. Cómo prepararnos para lo que venga, sea lo que sea.

Buscamos información, precisiones, algo que nos calme, que nos de seguridad, una señal de todo irá bien, que esto no es más que un mal sueño y que en breve despertaremos y volveremos al mundo conocido.

Entre el 20 y 21 de junio de 2020, se darán una serie de eventos estelares, que estaban previstos desde hace milenios: el 20 a las 21,44 hs. de Grenwich, el Sol entra a la constelación de Cáncer, y -como cada año- comienza el verano en el hemisferio Norte, y el invierno en el Sur. El 21 a las 6,44 se produce la Luna Nueva, y un eclipse de Sol (uno de los 6 eclipses de este año) en el signo de Cáncer. 

Los planetas, por su parte, están donde están, moviéndose, como siempre. Plutón, Saturno, Júpiter, Venus y Mercurio retrógrados, y Neptuno lo hará a partir del 23, dándonos un tiempo para procesar e integrar lo que se ha movido. Muchos de ellos en agua, actuando sobre el (sub)mundo emocional, sentimientos, vulnerabilidad, vínculos…  

Lo que ocurre, es el resultado de la combinación entre el escenario energético (cualidades, procesos) y el “estado de la humanidad” (toda la acumulación de resultados de ideas, pensamientos, decisiones, acciones a lo largo de la historia). Lo que ocurre no creo que sea un castigo divino, ni una casualidad, ni un plan maquiavélico de 3 personas. Desde mi punto de vista, no es más que el corolario del Karma acumulado: causas, condiciones y efectos, generado por tod@s y cada un@ de nosotr@s y nuestro@s ancestr@s

A qué/quién le dimos o damos poder, qué sentimientos y valores cultivamos, nuestra manera de pensar y usar nuestra mente… 

Somos seres condicionados e interdependientes. No existiríamos ni podríamos vivir sin todo lo generado por la humanidad durante milenios.  

Lo pasado es pasado, no lo podemos cambiar. Podemos cambiar nuestra manera de interpretarlo, podemos cambiar nuestra manera de pensar o de actuar.  

No todo depende de nosotr@s, pero podemos cambiar lo que sí depende de nosotr@s, hacernos responsables. Estos tiempos nos piden madurez, responsabilidad, soltar las ilusiones. Aceptación. 

Podemos buscar culpables, o podemos contribuir a que las nuevas situaciones no sean las mismas que nos causan sufrimiento, como individuos, como sociedad, y como especie.

Por eso, me parece importante, más allá del momento, ver en perspectiva, con una mirada positiva y realista (desde mi punto de vista, claro) a qué nos invita este momento de este proceso, para que la era de Acuario, encuentre  a una Humanidad preparada para vivir la libertad con responsabilidad, con amor y en consonancia con los sentimientos y necesidades de todo el medio.

En este audio comparto mi visión:

  • Final de Era como Proceso
  • Eventos importantes actuales.
  • a qué nos invita la energía del momento, y
  • Cómo ayudar-nos a vivir lo que venga de la mejor manera.

Imagen: Eclipse Solar 4 de enero de 2011 desde el observador Hinode.  Créditos: NASA/Hinode/XRT

Compartir
Top